19/7/16

TERAPIAS DE OZONOTERAPIA PARA COMBATIR LA CELULITIS

Particularmente para problemas como la celulitis, combinación de agua y grasas en las capas de la piel, tiene tres tipos de aplicaciones:

• Inyectada. Sin lugar a dudas es la que garantiza mejores resultados. No requiere anestesia, ni hospitalización, ni medicación. Un aparato es el encargado de realizar la mezcla de oxígeno-ozono, la cual cumple dos formas de actuación: por un lado oxigena los tejidos, con la consiguiente activación de la microcirculación sanguínea; por otro, facilita la eliminación de los ácidos grasos insaturados al diluirlos en agua. El médico aplica una dosis de la solución con una inyección -lo más profunda posible- en varios puntos del tejido subcutáneo alterado (sobre todo muslos, rodillas, glúteos y abdomen). De inmediato, el facultativo realiza ligero masaje con la mano para que se reparta bien el gas en toda el área afectada.

• Aceites ozonizados. Liberan lentamente el ozono, lo que estimula la circulación sanguínea y desinfecta. Se pueden aplicar localmente, mediante masaje prolongado, para optimizar el resultado de las inyecciones; conviene utilizarlos mañana y noche. Los beneficios son mejores cuando se complementa la terapia con hidromasaje, dieta de adelgazamiento y ejercicio físico.

• Balneoterapia ozonizada. Utiliza aparatos que hacen burbujear ozono directamente en el agua, logrando que el oxígeno que se produce en el líquido penetre en la piel hasta las capas más profundas.

Es importante señalar que si la persona no corrige los factores que habían desencadenado la celulitis (alimentación rica en grasas o sedentarismo), ésta aparecerá de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada