25/7/16

LA OZONOTERAPIA ELIMINA LAS TOXINAS

Actualmente, el ozono que empleamos en medicina se obtiene a partir del oxígeno puro mediante la aparatología correspondiente. Sobre el oxígeno se produce una descarga eléctrica controlada que genera ozono, y a partir de este fenómeno, la técnica permite una dosificación adecuada.
Como es práctica habitual en terapéutica, la aplicación puede ser externa o interna.
En el primer caso utilizamos la terapia con ozono con una bolsa de plástico hermética, especialmente diseñada para el tratamiento de extremidades con heridas o úlceras de difícil curación, en las que la parte enferma recibe un baño gaseoso de ozono. La mezcla de ozono-oxígeno dentro de la bolsa actúa muy eficazmente regenerando, limpiando y desinfectando los tejidos.
Otra forma de aplicación local es la denominada "bolsa-sauna", en la que el paciente desnudo es introducido en un saco de plástico, cerrándose a su vez hasta el cuello. La bolsa se conecta al generador de ozono y, de esta forma, el paciente comienza a eliminar sustancias tóxicas a través del sudor.
Se ha observado en el transcurso de los tratamientos con ozono, al efectuar los análisis correspondientes del sudor y de la orina, la eliminación de sustancias tales como bromo, cloro, yodo, ácido salicílico, fenol, barbitúricos y otras moléculas de síntesis más o menos tóxicas, que posteriormente los enfermos declararon haber ingerido meses o incluso años antes, y que, obviamente, no habían eliminado. Su organismo fue incapaz de realizar la labor, pero con esta terapia, el ozono conseguía una limpieza tisular importante, al depurar gran parte de los tejidos.
Otra aplicación externa del ozono es la llamada agua "ozonizada" que es utilizada para el tratamiento de inflamaciones bucales rebeldes, trastornos digestivos, etc. La ozonización del agua, no sólo es útil para la actividad médica, sino que desde mediados del siglo XX se viene empleando en instalaciones depuradoras de piscinas, a causa de que el ozono no se limita a una acción destructora de gérmenes, sino que posee propiedades muy superiores a las del cloro, exactamente quinientas veces mayor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada