18/5/15

EL GLAUCOMA Y LA OZONOTERAPIA

El glaucoma de ángulo abierto es el tipo más común, tiende a ser hereditario, se produce en el mismo
un aumento de la presión ocular que ocurre lentamente con el tiempo y empuja el nervio óptico, causándole daño. La mayoría de las personas están asintomáticas hasta que empiezan a perder la visión de forma gradual, la visión periférica también llamada visión del túnel o lateral.
La parte frontal del ojo está llena de un líquido claro llamado humor acuoso, el cual es producido siempre en la parte posterior del ojo. Este líquido sale del ojo a través de canales en la parte frontal de éste, en un área llamada ángulo de la cámara anterior o simplemente el ángulo, cualquier cosa que retarde o bloquee el flujo de este líquido fuera del ojo provocará acumulación de presión en dicho órgano (presión intraocular).
En la mayoría de los casos de glaucoma, esta presión es alta y causa daño al nervio óptico, que es el encargado de llevar la información visual del ojo al cerebro, produciéndose cierto grado de isquemia.
La ozonoterapia producirá efectos beneficiosos con relación a la conservación y mejoría del estado circulatorio a nivel retinal y por ende en la capacidad vital del sujeto afectado de glaucoma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada