9/6/15

LA VULVOVAGINITIS Y SU TRATAMIENTO CON OZONO

Las vulvovagoinitis o infecciones vaginales irritativas constituyen infecciones que pueden ser
causadas por virus, bacterias u hongos y pueden provocar síntomas como picor, dolor y a veces pequeños espasmos muy molestos; resultan contagiosas y pueden ser traspasadas a la pareja a través de las relaciones sexuales, a veces se hacen rebeldes y los gérmenes se resisten a los tratamientos. El ozono resulta eficaz por el efecto viricida, bactericida y fungicida de esta terapia, además de su efecto analgésico, antinflamatorio, cicatrizante y regenerador del tejido entre otros muchos. Siendo el ozono un gas, ello permite infiltrarse en todos los repliegues de la mucosa vaginal, consiguiendo la erradicación total de los gérmenes que con otros tratamientos tienen la posibilidad de arrinconarse en algunos de sus pliegues.
El procedimiento se realiza con la ayuda de un catéter fino efectuándose la insuflación del gas transvaginal, el procedimiento es indoloro con una duración de 15 a 20 minutos, el número de sesiones es de 6 a 10 que varía de acuerdo a la evolución de la enfermedad, observando la paciente mejoría evidente a partir de la primera o segunda sesión, realizándose control de exudado antes, durante y después del tratamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada