30/10/14

SUPERAR EL DOLOR DE HOMBRO GRACIAS A LA OZONOTERAPIA

El envejecimiento de la población ha supuesto un incremento de la patología del hombro, además del aumento de actividades deportivas en general. Existen una serie de procesos que denominamos Síndrome Subacromial o "Impingement" que produce una tendinitis por roce-desgaste, con irritación mecánica de los tendones a través de una superficie áspera del hueso llamado acromion.
La lesión de estos tendones que forman la cofia rotadora del hombro y la bolsa subacromial, que protege dicha cofia del roce, produce una Tendinitis crónica o una Bursitis deltoidea.
Estos pacientes presentan un dolor vivo e intenso del hombro, que suele ser progresivo y nocturno, desencadenado a menudo con actividades en las que tienen que elevar el brazo por encima de la cabeza. La causa es atribuible a un sobre uso de la articulación. Existe también una gran limitación de la movilidad que en muchos casos impide las actividades básicas cotidianas. El dolor se puede irradiar hacia el brazo, codo e incluso mano.
En otros casos nos encontramos con una tendinitis calcificada, cuyo diagnóstico es fundamentalmente radiológico. El dolor es insidioso, o de instauración súbita, aguda y severa, con una gran limitación de la movilidad.
La infiltración con ozono precisa de 4 vías de acceso a la articulación del hombro. Tres a nivel de la articulación Gleno-Humeral (Vías Posterior, Anterior y Lateral) y una a nivel decorredera Bicipital. Realizamos generalmente 1 infiltración semanal con un promedio de 8 sesiones, consiguiéndose en la mayoría de los casos una mejoría inmediata objetiva de los pacientes y un aumento del arco de movilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada