27/10/14

LA OZONOTERAPIA PARA LA CAÍDA DEL PELO

La ozonoterapia está todavía considerada como una medicina alternativa, si bien su uso se está extendiendo al tratamiento de muchas enfermedades por las propiedades que se atribuyen al ozono medicinal: mejorar la circulación sanguínea, favorecer los procesos metabólicos, su acción antiinflamatoria o su capacidad para destruir microorganismos.
Estas propiedades hacen que la ozonoterapia sea en la actualidad una técnica muy utilizada en el campo de la estética como tratamientos antioxidantes, revitalizantes y antiedad, entre otros. En este contexto, una de las aplicaciones más frecuentes de la ozonoterapia es en el tratamiento regenerador y revitalizante del cabello, de modo que se torne fuerte, brillante y sedoso.
Al tratarse de un gas, el ozono alcanza cualquier rincón del cuero cabelludo, es capaz de penetrar la piel sin dañarla. Por un lado, permite eliminar la grasa y la caspa, además de cualquier microorganismo, limpiando en profundidad el folículo piloso. Por otro parte, mejora la circulación sanguínea del cuero cabelludo y, como consecuencia, favorece la llegada de oxígeno y nutrientes al folículo.
Con este punto de partida, la ozonoterapia cumple una doble función en el tratamiento capilar:
-Preventiva: permite mantener el cabello sano y fuerte, evitando su caída. Además lo mantiene libre de grasa y sirve de barrera para las infecciones fúngicas.
-Regeneradora: recupera las cabelleras castigadas por la seborrea, las micosis y con caspa, limpiando a fondo el folículo piloso y favoreciendo que éste pueda recibir tan el oxígeno como los nutrientes que necesita para dar fuerza al cabello.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada