2/12/13

LA OZONOTERAPIA Y EL SIDA (I)

El amplio uso de la ozonoterapia se debe a los efectos biológicos del ozono, como son la regulación del metabolismo del oxígeno, la modulación del estrés oxidativo biológico y del sistema inmune y su poder antimicrobiano de amplio espectro.
En el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), el blanco del virus causante de la enfermedad, son las células que poseen en su superficie la molécula CD4, la cual se localiza en las principales células del sistema inmune, destruyéndolas y provocando el desequilibrio en el organismo con el desarrollo de la enfermedad. El uso del ozono, como modulador del sistema inmune, es aplicable como una terapia complementaria además de sus funciones de antioxidante y antimicrobiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada