10/12/13

LA ENFERMEDAD PERIODONTAL Y EL OZONO

Muchas personas son las que alguna vez han presentado la enfermedad periodontal, y esto se debe a que esta enfermedad bucal es muy frecuente entre los seres humanos. Como hemos visto en el post anterior, Enfermedad periodontal, ésta es una afección inmunoinflamatoria crónica del periodonto de protección y de inserción, la cual se clasifica en gingivitis o periodontitis.
Los efectos demostrados de la ozonoterapia en la enfermedad periodontal han sido muy buenos y efectivos, razón por la cual se constituye en un buen tratamiento para esta enfermedad bucal.
Los buenos resultados de la ozonoterapia en la enfermedad periodontal se deben a las propiedades específicas del ozono. Este gas tiene propiedades germicidas, estimulantes para una buena cicatrización y regeneración tisular, propiedades curativas y estimulantes del sistema inmune. Estos resultados han sido comprobados con 10 años de trabajo en pacientes cubanos y españoles que presentaban la enfermedad.
A estos pacientes se les suministró tratamientos con agua ozonizada, aceite ozonizado y gas ozono. Respecto el agua ozonizada, ésta requería colutorios cuatro veces diarias que se debían realizar luego del cepillado de dientes, y en las consultas se la aplicaba irrigando las bolsas gingivales y periodontales.
Por su parte, el aceite ozonizado se empleó de forma tópica cada 8 horas. El propio paciente debía colocarse el aceite ozonizado y en la consulta y durante el acto quirúrgico, el profesional se lo introducía en las bolsas.
Por último, el gas ozono fue utilizado en pacientes españoles para el blanqueamiento de los dientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada