22/2/13

LA ALTERNATIVA A LA FIBROMIALGIA: EL OZONO

El ozono se utiliza asimismo en la fibromialgia, enfermedad todavía poco conocida y de gran trascendencia en la población femenina y también en diversas patologías reumáticas.El diagnóstico de la fibromialgia es difícil si no se conoce a fondo la enfermedad. Y las pacientes suelen recorrer a muchos especialistas antes de dar con el verdadero diagnóstico. Se les han practicado todo tipo de exploraciones complementarias (radiologías, análisis, scaners, resonancias magnética, etc.). Se les dice que éstas presentan una normalidad absoluta. Por lo que estas enfermas sufren su mal aisladas y siendo tomadas en su entorno como enfermas imaginarias. La consecuencia lógica de esta incomprensión es el empeoramiento del problema.
La causa de la fibromialgia sigue siendo desconocida aunque día a día aparecen nuevas hipótesis relacionadas con investigaciones dirigidas a definir su origen. Se han demostrado alteraciones de los músculos con niveles de oxigenación disminuidos, trastornos de las transmisiones nerviosas y la presencia de valores anormales de diversas sustancias que actúan en la regulación del dolor.
Aunque no está establecida, la causa no cabe duda de que es multifactorial, quedando totalmente eliminado el origen infeccioso y hereditario, aunque en algunos casos pueden manifestarse los síntomas después de una enfermedad infecciosa, un accidente, una separación matrimonial o divorcio, problemas con los hijos, etc., todos ellos, siempre, factores que actúan como desencadenantes, aunque no responsables directos de la enfermedad, y, en muchas ocasiones, tampoco existe ningún factor relacional demostrable. Sin embargo, sí se perciben fuertes indicios de su asociación a problemas psicológicos o a un trauma de un momento determinado que luego parece somatizarse.
La fibromialgia se asocia a alteraciones del sueño, el denominado “sueño no reparador”, fatiga fácil, ansiedad o depresión, dolor de cabeza, mareos, opresión torácica y hormigueos, el diagnóstico es muy probable. En la exploración hallamos una serie de puntos dolorosos definidos desde el año 1990 por la ACR (American College of Rheumatology) los llamados “Tender Points”, datos que nos permiten el diagnóstico”.
Los criterios de la ACR son simples y concretos, paciente con historia de tres meses de dolor crónico difuso y con un mínimo de once puntos dolorosos de los dieciocho definidos por esta sociedad americana, permite el diagnóstico de FIBROMIALGIA. No hay que olvidar que esta enfermedad puede asociarse a otras enfermedades reumáticas más o menos graves, como la artritis reumatoide, artrosis, osteoporosis etc.
En cuanto a las investigaciones en marcha, se han encontrado algunas evidencias, como que los niveles de serotonina de las pacientes que sufren fibromialgia están disminuidos igual que en la depresión. Asimismo, se ha visto que la placa motora (que es donde se conecta el nervio con el músculo para darle órdenes) presenta una alteración de su oxigenación. De ahí, la utilidad de la ozonoterapia. Y se ha visto también que se da un aumento significativo de la P proteína que tenemos en el líquido cefalorraquídeo. (Se trata de una proteína que no tiene ninguna función hormonal, pero no sabemos exactamente cuál es su función). Y aparecen asimismo disminuidos algunos aminoácidos como el triptófano, lo cual es lógico porque éste, concretamente, es el antecedente directo de la serotonina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada