13/5/16

LA ARTRITIS REUMATOIDE Y LA OZONOTERAPIA

El efecto antiinflamatorio, analgésico, antioxidante e inmunoregulador del ozono, hace que la ozonoterapia sea uno de los tratamientos médicos más eficaces para tratar la artritis reumatoide. Reduce la inflamación y el dolor producidos por la artritis y se mejora la circulación en la zona. Sus efectos se perciben de inmediato y duran en el tiempo. Con la ozonoterapia se logra no sólo una reducción del dolor, sino también un aumento de la funcionalidad y reducción de la rigidez articular. El tratamiento no presenta efectos secundarios, y mejora la calidad de vida del paciente, permitiéndole volver a sus actividades normales. Es uno de los tratamientos médicos contra el dolor recomendados para los pacientes con artritis.
Es una enfermedad que afecta las articulaciones, ocurre a menudo en más de una articulación y puede afectar cualquiera de las articulaciones.
Es una enfermedad inflamatoria crónica autoinmune que se caracteriza por una inflamación articular progresiva, deformante y habitualmente simétrica (se produce en los dos lados), que evoluciona con mucho dolor, generando rigidez e inmovilidad en las articulaciones afectadas.  Es muy molesta para el paciente porque provoca dolor, inflamación, rigidez, debilidad, endurecimiento y pérdida de la movilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada