2/2/16

VÍAS DE ADMINISTRACIÓN DE LA OZONOTERAPIA (III): VÍA LOCAL MEDIANTE BOLSA

Mediante la aplicación de una campana de vidrio o una bolsa de plástico que rodeará la zona a tratar.
Se insufla en el interior de la bolsa una ráfaga constante de la mezcla de ozono/oxígeno en una concentración de 40 ó 42 mg de ozono/l de oxígeno en periodos cortos de 10 a 15 minutos, tres veces por semana dependiendo del tratamiento. El ozono actuará como un agente germicida local, creando un medio aerobio para virus y bacterias que son incapaces de sobrevivir en atmósferas con una elevada concentración de oxígeno. Este método es utilizado principalmente en patología vascular (gangrena instaurada, ulceraciones, cicatrización y desinfección de heridas, infecciones polimicrobianas de pacientes diabéticos, etc.). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada