7/8/15

FIBROMIALGIA Y OZONOTERAPIA

La fibromialgia se asocia a alteraciones del sueño, el denominado “sueño no reparador”, fatiga fácil, ansiedad o depresión, dolor de cabeza, mareos, opresión torácica y hormigueos, el diagnóstico es muy probable. 
No hay que olvidar que esta enfermedad puede asociarse a otras enfermedades reumáticas más o menos graves, como la artritis reumatoide, artrosis, osteoporosis etc.
En cuanto a las investigaciones en marcha, se han encontrado algunas evidencias, como que los niveles de serotonina de las pacientes que sufren fibromialgia están disminuidos igual que en la depresión. Asimismo, se ha visto que la placa motora (que es donde se conecta el nervio con el músculo para darle órdenes) presenta una alteración de su oxigenación. De ahí, la utilidad de la ozonoterapia. Y se ha visto también que se da un aumento significativo de la P proteína que tenemos en el líquido cefalorraquídeo. (Se trata de una proteína que no tiene ninguna función hormonal, pero no sabemos exactamente cuál es su función). Y aparecen asimismo disminuidos algunos aminoácidos como el triptófano, lo cual es lógico porque éste, concretamente, es el antecedente directo de la serotonina.
De la misma forma que la causa es multifactorial, el tratamiento también es múltiple y se inicia proporcionando a la paciente una amplia información de las características de la enfermedad.
Sin desechar las medidas farmacológicas, y la aplicación de una serie de medidas físicas totalmente individualizadas en cada paciente según predomine uno u otro síntoma, consejos sobre el ritmo de vida, información a la familia, etc. La ozonoterapia se ha convertido en una revolución dentro del tratamiento de esta dolencia, últimamente los resultados obtenidos con la ozonoterapia subcutánea y la Autohemoterapia mayor son muy esperanzadores. Esta técnica completamente inócua, disminuyendo el dolor y los síntomas que la acompañan.
El ozono se introduce por vía subcutánea en la región paravertebral (si no existe alergia o contraindicación) en diversos puntos, en forma de inyecciones y, dado que éste se acumula en el lugar donde ha sido inyectado, se realiza un masaje para que éste se reparta por toda la región muscular que rodea cada vértebra, actualmente con el uso de la autohemoterapia mayor los resultados cada vez son más alentadores, los pacientes notan una franca mejoría ya en las primeras sesiones de ozonoterapia, la cual es acompañada de tratamiento con antidepresivos, ya sea a través de fármacos de los denominados tricíclicos y los de nueva generación., como los derivados de la fluoxetina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada