24/7/14

VÍAS DE ADMINISTRACIÓN DE LA OZONOTERAPIA (II): INYECCIÓN

-Inyección intradérmica: Se carga el ozono en una jeringa (hasta de 50 cc.) y se inyecta por vía
intradérmica, con una aguja de mesoterapia, distribuyéndolo en la zona deseada, en porciones de 1 a 2 cc. por punto.

-Inyección intramuscular: Se toma el ozono en una jeringa (de 10 a 20 cc.) y se inyecta muy lentamente en el músculo, con aguja intramuscular de 4 cm., lo mas fina posible. Puede hacerse, inclusive, en los músculos paravertebrales.

-Inyección intrarticular: Se toma el ozono en una jeringa (de 5 a 20 cc., dependiendo de la articulación) y se inyecta muy lentamente en la cápsula articular, con aguja de 4 cm. fina.

-Inyección periarticular: Se toma el ozono en una jeringa (10 – 20 cc.) y se inyecta por vía intradérmica, con una aguja de mesoterapia, distribuyéndolo en pequeños volúmenes alrededor de la zona peri-articular.

-Inyección intradiscal: Debe realizarse en quirófano y con amplificador de brillantez. En general se emplea una aguja especial que permite penetrar el disco desde un abordaje percutáneo, y se inyecta parte del ozono intradiscal, después de lo cual se retira la aguja hasta nivel del canal y/o el forámen, donde se inyecta el resto del ozono. Se requiere entrenamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada