21/3/13

LA VULVOVAGINITIS Y EL OZONO

La candidiasis es la causa más frecuente de vulvovaginitis en Europa. Un 75 % de mujeres en edad fértil presentan al menos un episodio en el transcurso de su vida.
Los síntomas más frecuentes de las vulvovaginitis por cándidas son prurito o picor, dolor durante la micción y el coito y aumento del flujo vaginal con cambios en la consistencia del mismo. La vulva puede estar enrojecida e inflamada. Estos síntomas suelen intensificarse en la semana previa a la menstruación y disminuir con el inicio del sangrado.
La efectividad del tratamiento se debe al poder germicida (bactericida, viricida y fungicida) del ozono. El hecho de ser un gas le confiere la facilidad de difundir en todos los repliegues de la mucosa vaginal consiguiendo de este modo la total erradicación de cualquier germen que pudiera quedar en ella acantonado.
El tratamiento se realiza de forma ambulatoria. El número de sesiones y la frecuencia se establece de forma específica para cada paciente. Se realiza un cultivo de control tanto al inicio como al final del tratamiento. El número medio de sesiones suele ser de 5 pero hay mujeres que pueden precisar más. El embarazo es una contraindicación al tratamiento.Un porcentaje importante de pacientes (alrededor de un 65 %) responde bien al tratamiento negativizando los cultivos y remitiendo de forma definitiva la sensación de disconfort o prurito que presentan al inicio del tratamiento. Algunas pacientes negativizaron los cultivos y quedaron sin síntomas por un período inferior a 1 año, precisando un nuevo ciclo de ozonoterapia intravaginal.
Hay otras formas de vulvovaginitis de repetición que pueden ser tratadas con ozonoterapia intravaginal. Se trata de las vaginosis bacterianas causadas por un desequilibrio de la flora vaginal.
En resumen, el tratamiento intravaginal con ozono puede ser de gran ayuda en la terapia por vulvovaginitis de repetición que no responde a los tratamientos habituales. El tratamiento carece de efectos secundarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada