11/4/16

LA OZONOTERAPIA ACELERA LA EFECTIVIDAD DE LOS TRATAMIENTOS MÉDICOS

El uso del ozono para mejorar la calidad de vida del ser humano está más que probado. Cuando este gas, de color azul y olor peculiar, penetra al cuerpo, se potencia la acción del oxígeno en los tejidos, lo que favorece el metabolismo de las células a todos los niveles. Dependiendo del tipo de padecimiento, se administra vía intramuscular, interarticular, rectal, atmosférica o sanguínea.
En Cuba, uno de los países con más investigación en este campo, se aplica para atacar un sinnúmero de enfermedades o trastornos, como el sueño, la ansiedad, la gastritis, la artrosis, artritis reumatoidea, las cerebro-vasculares y degenerativas del sistema nervioso, la parálisis cerebral infantil, la esclerosis lateral amiotrófica, demencia senil, osteoporosis, hernia discal, el asma bronquial, las insuficiencias venosas y arteriales, las lesiones ostiomiarticulares, los síndromes de mala absorción intestinal y los problemas inmunológicos, entre otros.
Este gas se forma de manera natural por la acción fotoquímica en la atmósfera terrestre, en la que es elemento vital como filtro de los rayos solares. Sin embargo, para fines terapéuticos se puede fabricar con técnicas modernas. Introducido al organismo en pequeñas cantidades mejora la calidad de vida de las personas debido a sus propiedades moduladoras del sistema inmune, antinfecciosas, estimulantes del metabolismo de los glóbulos rojos y del oxígeno, así como reguladoras del llamado estrés oxidativo, este último asociado a unas 250 enfermedades o trastornos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada