30/7/15

EL PODER ANALGÉSICO DE LA OZONOTERAPIA

Cualquier procedimiento que bloquee la trasmisión de un estímulo doloroso desde los recetores nociceptivos al cerebro, o que active la producción de mediadores antinociceptivos, producirá alivio, este efecto precisamente se logra con la ozonoterapia.

Los mecanismos por los cuales la ozonoterapia produce un efecto analgésico son:
-La entrada progresiva de oxígeno en la zona inflamada.
-La oxidación de los mediadores alogénicos que se forman en el área tisular dañada.
-La restauración del equilibrio entre los productos de la perioxidación y los valores antioxidantes de los sistemas de defensa, que como resultado disminuyen la cantidad de productos moleculares tóxicos de la perioxidación de los lípidos de las membranas celulares, algo que se observa en muchas enfermedades crónicas acompañadas de dolor.
-El bloqueo de la trasmisión de la señal nociceptiva al cerebro.
-La activación de la producción de mediadores antinociceptivos.

La ozonoterapia es una solución cualitativamente novedosa para tratar la inflamación, las aplicaciones médicas del ozono para tales fines se basa en su capacidad para oxidar compuestos que tiene enlaces dobles carbono-carbono, entre ellos el ácido araquidónico (donde se incluyen las prostaglandinas), sustancias biológicamente activas que participan en grandes concentraciones en el desarrollo y en el mantenimiento del proceso inflamatorio por intervenir en el proceso de angiogénesis y progresión tumoral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada