7/7/15

EL ICTUS Y LA OZONOTERAPIA

Se sabe que la enfermedad cerebro vascular es la tercera causa de muerte en el mundo y en nuestro país. Teniendo en cuenta las propiedades terapéuticas del ozono y sus diferentes aplicaciones médicas como en la insuficiencia vascular periférica, neuropatías ópticas, cardiopatía isquémica, etc., se realizó un estudio en 60 pacientes, con ictus agudo isquémico. A todos los pacientes se les realizó TAC de cráneo, para dilucidar la etiología del ictus, así como potenciales evocados auditivos y visuales y flujo sanguíneo cerebral, al inicio y al final del tratamiento. Se les aplicó, junto con la medicación apropiada para la patología de base, ozono rectal a las 72 h de establecido el ictus, comenzando con 150 mL del gas, las tres primeras sesiones y a partir de la cuarta con 250 mL, hasta concluir el tratamiento (15 sesiones). Se observó mejoría en la actividad motora y psíquica superior, disminución en la latencia en los potenciales evocados auditivos y visuales y aumento del flujo sanguíneo cerebral. Además, hubo un aumento en el rendimiento y mejoría en la resistencia al ejercicio, lo cual benefició grandemente la rehabilitación precoz del paciente. En general, la ozonoterapia aceleró la mejoría de los pacientes con ictus agudo isquémico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada