28/4/14

¿QUÉ SON LAS TERAPIAS BIOXIDATIVAS?

Las células pobremente oxigenadas constituyen una grata noticia para virus y bacterias patógenas
anaerobias.
Nuestros cuerpos están compuestos mayoritariamente por agua y ésta mayoritariamente por oxígeno.
Las dos sustancias más simples disponibles para equilibrar el balance de oxígeno orgánico son el ozono (O3) y el agua oxigenada (H202).
Ambas moléculas son altamente tóxicas cuando se presentan concentradas, lo que ha facilitado oscurecer su valor como germicida, excepto como antiséptico dermatológico; pero cuando son diluidas, a niveles terapéuticos, resultan sumamente beneficiosas.
Estudios de nutrición centran su interés sobre el oxígeno y el fundamental papel que su deplección juega en la causa de enfermedades. De todos los elementos que el cuerpo humano necesita, únicamente el oxígeno es tan necesario que su ausencia lleva a la muerte en minutos.
El Dr. Preuss, de Stuttgart en Alemania, ha escrito sobre diez casos de enfermos de SIDA en los que ha logrado detener el avance de la enfermedad mediante ozonoterapia. En contra habla del enormemente caro y dudosamente efectivo medicamento AZT.
En estos casos se extrae la sangre del paciente, se la burbujea con ozono y se le reinyecta.
Hay peligros con altos niveles de ozono, excesos de cualquier sustancia son peligrosos, pero esto no quiere decir que el ozono sea peligroso per se.
La terapia con ozono a nivel hemático pretende reforzar la labor de los eritrocitos en su función de transportar oxígeno a los tejidos (medicina deportiva).
Otros estudios señalan el posible efecto beneficioso de bajas dosis de ozono ambiental.
Estos hallazgos indican que la exposición al ozono refuerza la función metabólica de los hematíes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada