5/9/13

LA RETINITIS PIGMENTOSA Y EL OZONO

La retinitis pigmentosa es una enfermedad hereditaria de la retina que produce ceguera nocturna, pérdida periférica del campo visual y el estrechamiento de la visión central, que degenera, después de varios años, a la ceguera total. Esta enfermedad afecta aproximadamente al 0,5% de la población mundial y se estima que en Cuba sufren esta enfermedad, 3,1 por cada 10.000 habitantes, con una gran incidencia en la región central y oeste del país. En Cuba, se ha estado utilizando la terapia de ozono, como parte del tratamiento de la Retinosis Pigmentaria, desde noviembre de 1986, en “Salvador Allende” Hospital de la Universidad. Un estudio de la evolución clínica de 20 pacientes que han sido tratados (entre 5 y 10 años) con ciclos repetitivos de la ozonoterapia se llevó a cabo.Ninguna otra terapia se asoció. Las formas de aplicación de la capa de ozono fue la autohemoterapia o la insuflación rectal. Un completo examen oftalmológico se llevó a cabo durante este período. 
Los mejores resultados se logran cuando el tratamiento con ozono se repitió, al menos, dos veces al año, a lo largo de todos estos años, con una mejora del 70% en el campo visual y el 42% de la agudeza visual. El resto de los pacientes mantuvieron su campo visual o agudeza visual igual al valor inicial sin empeorar la enfermedad. No hubieron efectos secundarios. Los resultados satisfactorios alentaron para recomendar su uso en pacientes afectados por retinosis pigmentaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada